Publicite aquí
Entrevistas

Premio medioambiental para Liqui Moly

Durante el proceso de fabricación de su aceite de motor, Liqui Moly no sólo consigue la máxima calidad, sino que también aplica una tecnología.

Partslife ha querido reconocer esta labor otorgando ahora su premio medioambiental a la empresa. Partslife es una entidad formada por fabricantes y comerciantes que asisten a los talleres en la gestión de residuos.

Partslife ha galardonado a Liqui Moly por su técnica de limpieza de tuberías por raspado en su fábrica de aceites. Durante el proceso de fabricación de aceites de motor y cajas de cambio, entre otros, todas las tuberías se deben limpiar antes de que otro tipo de aceite pueda fluir por ellas. “Con la nueva técnica de limpieza de tuberías por raspado hemos reducido sensiblemente tanto la cantidad de aceite de limpieza requerida como el tiempo necesario para el proceso” explicó Jörg Paul, responsable de medio ambiente en Liqui Moly.

El raspador es un aparato para la limpieza que se empuja a presión por las tuberías y que recoge los restos de aceite que se va encontrando. “Antes necesitábamos entre 100 y 350 kg de aceite de limpieza en cada operación. Gracias a esta nueva técnica la cantidad se ha reducido a tan solo 30 kg” apuntó Jörg Paul. En resumidas cuentas, el consumo anual de aceite de limpieza de 1.500 toneladas se ha reducido ahora a una décima parte. El medio ambiente es el gran beneficiado con esta reducción en el consumo de materias primas. “El galardón honra nuestro compromiso con la mejor protección posible del medio ambiente”.

La nueva técnica de limpieza de tuberías por raspado forma parte del programa de modernización que Liqui Moly está llevando a cabo en sus dos centros y en el que invertirá 20 millones de euros. Partslife ya había otorgado en 2014 otro premio medio ambiental a Liqui Moly, en aquella ocasión por una instalación para el tratamiento del aire de residuos en la producción de aditivos.

Notas relacionadas
Arriba