Publicite aquí
Info Taller

¿Cómo actúa el taller de reparaciones en coches inundados?

Cómo afectan al coche las lluvias torrenciales e inundaciones. ¿Qué elementos están sujetos a revisión en el taller de reparaciones?

En CarsRoute, te contamos cómo actuar ante situaciones si tu coche se inunda... tranquilos todo tiene solución....

En función de la zona geográfica en la que vivamos o la estación del año en la que nos encontremos, es posible que se den casos de lluvias torrenciales. Muchas veces se trata de tormentas tan fuertes que el agua puede atrapar nuestro coche. Y no necesariamente el vehículo tenía que estar estacionado en exterior. A veces, los garajes y las rampas nos juegan malas pasadas.

En función de la levedad o gravedad de la situación, deberás actuar de una forma o de otra y así lo hará el taller de reparaciones también.

QUÉ LE OCURRE AL COCHE CUANDO EL MOTOR SE MOJA?

Veamos qué suele ocurrir en caso de lluvias torrenciales.

 

En el caso de las inundaciones leves, puede ser que predomine el barro. Este puede llegar al radiador y cegarlo así como meterse en el interior del vehículo y en los desagües de la carrocería que se utilizan para evacuar el agua. No pinta bien…

 

En el caso de que el radiador quede obturado, el aire no podrá pasar entre sus celdas y esto hará que se sobrecaliente el motor. Por tanto, en el caso de que nuestro coche se empape, se actuará en un primer momento limpiando el radiador.

 

Es prioritario, ya que en el caso de que no lo reparemos, podría desencadenar en una avería más grande con un mayor desembolso económico del inicial. Por otro lado, si el agua entra en contacto con el interior de nuestro coche es muy posible que tengamos que cambiar los tapizados, aislantes, mandos de control o las fijaciones,…

 

Es muy importante que, detectemos o no daños en estas zonas causados por la lluvia, de haberse producido en gran medida debemos guiarnos por las recomendaciones que te dé el taller de confianza, consultando con el equipo de SPG Talleres en el caso que no se conozca o sepa de primera mano si se han podido causar estropicios en el vehículo o programando una revisión en el taller.

 

Por otro lado, si nuestro coche se inunda levemente, puede que solo sea necesario reemplazar el filtro del aire. Si no lo hacemos, facilitaremos que aparezca moho.

 

No queda aquí el tema. En algunas ocasiones el aceite de la caja de cambios se impregna de barro o el agua, en este caso hemos de sustituirlo así como sus filtros. Si los tapones de los desagües internos quedan taponados, la chapa se oxidará y su reparación asciende a altas cantidades.

 

Por otra parte, las conexiones eléctricas pueden quedar dañadas generándose una capa de óxido que desembocará en problemas eléctricos graves.

 

Hemos de tener en cuenta que es probable que antes de la lluvia haya habido granizo. Revisa bien la chapa exterior. Sabemos que es complicado, pero toma las cosas con calma porque una evaluación acertada y una revisión minuciosa del estado del vehículo evitará sobrecostes y sustos posteriores.

 

Infórmate a través de tu compañía aseguradora y, en los casos más complicados, no lo pienses ni un segundo y deja el coche en manos de profesionales. En caso de inundación grave, en el taller lo primero que harán será salvar el motor. Implicará tener que desmontar pieza a pieza para limpiar el barro y el agua. Esto incluye desmontar asientos, puertas, tapicería…

 

 

Notas relacionadas
Arriba