Publicite aquí
Info Taller

Evita los dolores de espalda durante la conducción en verano

Consejos para promover unos hábitos saludables durante la conducción en verano y que nuestra espalda no se resienta en ningún momento

El verano es época tradicional de realizar viajes largos. Es momento de visitar a la familia, de ir al la playa, motañas y de aprovechar para hacer excursiones al aire libre. Esto nos lleva a estar largas  horas sentados en una misma postura que, si no prevenimos, pueden crearnos problemas de salud. Y, de forma más común de la que parece, el indeseable  dolor de espalda en el conductor.

 

Por esta razón, y porque la comodidad en la conducción es un factor relevante a la hora de prevenir accidentes, hemos recopilado algunos consejos para promover unos hábitos saludables durante la conducción en verano.

 

ASPECTOS QUE INCREMENTAN LOS DOLORES DE ESPALDA DURANTE LA CONDUCCIÓN

 

Postura incorrecta: ajusta el reposacabezas y el asiento de forma adecuada. Revisa la distancia a la que estás del volante y de los pedales. Notarás cómo tu espalda se relaja y vas con menos tensión. En el caso del reposacabezas, la posición correcta es aquella en que la distancia con la cabeza no es superior a los 4 centímetros.

 

Concentración: debido a la atención constante que debemos tener durante el viaje, los músculos de nuestro cuerpo se tensan. La concentración ayudará en la seguridad del viaje, pero en exceso provocará sudoración, miedos, tensión de los pies en los pedales e incluso falta de capacidad de reacción ante un imprevisto. Relaja los músculos para que brazos y zona baja de la espalda pierdan tensión. Así evitarás un dolor injustificado.

 

Estrés: el estrés de la ruta muchas veces no depende de nosotros, pero sí que influye en nuestra comodidad y nuestra salud. Al igual que la concentración, los nervios crean malestar general y problemas musculares. Pide a tus acompañantes que te den conversación, escucha la música que te hace sentir bien y realiza paradas cada dos horas para estirar piernas y brazos.

 

 

CÓMO EVITAR LOS DOLORES DE ESPALDA EN EL AUTO

 

Descansa todas las veces que sea necesario. Cuando empieces a sentir molestias en alguna zona del cuerpo, lo conveniente es parar para estirar y luego seguir con el viaje.

 

Cuando estaciones, repite estos ejercicios que te ayudarán a sentirte mejor:

  • Relaja el cuello haciendo movimientos hacia delante, atrás, a los lados y por rotaciones.
  • Encoge los hombros repetidamente para relajarlos.
  • Levanta los brazos y haz movimientos circulares, para desentumecerlos y que el músculo recobre una postura más natural.
  • Respecto a las piernas, un ejercicio sencillo para relajarlas será simular que estás andando sin moverte del sitio, de tal manera que levantas los talones y flexionas ligeramente las rodillas.

 

Apóyate bien en el respaldo. La espalda ha de estar completamente apoyada en el asiento con los hombros rectos. De hecho, la cabeza debería estar prácticamente sobre en el reposacabezas. Cuando vuelvas a conducir, prueba a corregir ese detalle y verás cómo cambia la experiencia del viaje.

 

Ningún músculo tensionado. Una postura correcta no incluye músculos forzados, sobre todo el cuello y los hombros. Las piernas y los brazos no pueden estar muy estirados sino que lo adecuado es que los brazos se sientan relajados mientras sujetan el volante y las piernas se mantengan semiflexionadas.

 

Refuerzos. Si después de seguir estos consejos, no terminas de sentirte cómodo en el asiento, prueba a modular la inclinación del asiento de tal manera que quede ligeramente tumbado hacia atrás. Incluso es recomendable colocar una almohadilla en la parte de la espalda en el asiento para reposar la zona lumbar y evitar las lesiones.

 

 

Notas relacionadas
Arriba Descargá nuestra APP y recibí las noticias directamente en tu smartphone!