Publicite aquí
Test

Nueva Chevrolet Tracker 2021.

La segunda generación del SUV chico de la marca viene desde Brasil y ya está a la venta en Argentina. Llega con motor turbo y mayor espacio.

Chevrolet Argentina lanzó a la venta la segunda generación de Tracker, en su versión 2021. Viene a reemplazar a un modelo exitoso en nuestro mercado comercializada desde el 2013 y compitió de igual a igual con Ford Ecosport.

Estrena nueva plataforma derivada del Chevrolet Onix, motor turbo para todas las versiones y más espacio interior.

Se destaca por la estética lograda es bastante más agradable que la de la generación anterior y la motorización.

Con esta renovación estética total, la marca muestra su nueva identidad de marca, con líneas más fuertes y acentuadas en el futurismo.

Mecánica y motorización.

El nuevo motor turbo tiene buenas prestaciones y bajo consumo. La versión Premier (tope de gama) viene de serie con numerosas ayudas a la conducción (ADAS), incluyendo Frenado Autónomo de Emergencia.

General Motors mejoró destacadamente el rendimiento de sus vehículos equipando al Chevrolet Tracker 2021 únicamente con un motor naftero 1.2 turbo de 132cv y 190Nm de torque desde las 2.000RPM.

Este motor estará acoplado a una caja manual de cinco marchas para las versiones más accesibles o una automática de seis para las más equipadas y sólo con tracción delantera.

Otra ventaja del motor es que funciona en un rango de rotación más bajo bajando el nivel de ruido. El bloque de aluminio, el cabezal con doble control variable de válvulas, la correa dentada sumergida en aceite, el colector de escape integrado, y la bomba de aceite con doble tapa de presión variable hacen de este motor lo último en tecnología de propulsión y hasta 50% más económico en su mantenimiento (haciendo los Service de 0 – 60.000kms).

Aspecto externo.

El modelo impacta porque llega con lo último en lenguaje de diseño de los SUV globales de Chevrolet con un aspecto tecnológico que se destaca en la parte frontal por los faros tipo proyector Full LED que incluyen luces de conducción diurna (DRL) y un sistema de luz auxiliar para incrementar la luz al maniobrar y en las curvas.

El capot está marcado por pliegues que le da mayor rigidez. La parrilla superior es más angosta donde se acomoda el moño dorado, mientras que la parrilla inferior es más ancha para contribuir al enfriamiento del motor, destacándose la forma estilizada de las aletas.

La parte lateral marca una silueta altamente dinámica trazada por la aerodinámica. Destaca una clara línea ascendente que conecta faros, manijas y luces traseras. El vehículo ganó una tercera ventana después de las puertas traseras, ampliando la visibilidad en las maniobras.

El portón trasero fue completamente rediseñado, siguiendo la misma línea estética de las demás superficies. Para valorar los pliegos del área central y el logo Chevrolet, el soporte de la patente del auto se trasladó al paragolpes, en el que también se encuentran los reflectores, la luz antiniebla y un extensor que, como en la parte delantera, está pintado en un color diferente.

Trae ruedas de aluminio de 16” de serie. En la versión Premier son llantas de 17” con superficie mecanizada, fondo gris metálico y cromadas para combinar con otros acabados en el mismo tono.

Aspecto interno.

Tiene una gran innovación en el espacio y estética interior.

Está equipada con una pantalla central LCD de 8 pulgadas tipo pedestal que está ligeramente inclinada para facilitar también el acceso a los comandos.

La distancia entre ejes aumentó 15mm, permitiendo que los pasajeros de la parte trasera se sientan más cómodos con el aumento de las dimensiones. Aumentó en un 30% la capacidad del baúl llegando a los 393 litros.

El apoyabrazos central es reclinable con portavasos incluido. Una serie de compartimientos con distintos formatos en los laterales de las puertas y en la parte posterior del asiento delantero amplían el confort para colocar una gran variedad de objetos.

La sensación de espacio interior y libertad adquiere otra dimensión con las ventanas laterales adicionales y la opción del techo solar panorámico, que han ampliado el área de vidrio del auto hasta en un 15%.

Equipamiento y seguridad.

Los niveles de equipamiento son tres y todos vienen de serie con conectividad Wi-Fi por medio de un servicio de 4G incorporado al vehículo, asistente de estacionamiento y otras características que hereda de sus hermanos de desarrollo.

Mantiene varios gadgets tecnológicos y de seguridad como: 6 airbags, alerta de punto ciego, alerta por riesgo de colisión, frenado automático de emergencia, asistencia para el estacionamiento, cámara trasera de alta definición acoplada al sistema Mylink y cargador inalámbrico.

Todas las versiones cuentan con el sistema OnStar con tecnología WiFi de serie mediante un servicio 4G integrado.

Tecnología.

Le facilita la vida diaria del usuario. Ejemplo de ello es el asistente de estacionamiento automático tanto para espacios paralelos y perpendiculares. El sistema es capaz de girar el volante solo y ayudar a encajar el vehículo incluso en espacios estrechos. Las instrucciones se pasan al conductor en la pantalla del vehículo.

Sensores de lluvia que ajustan automáticamente la intensidad de barrido de los limpiaparabrisas y el sensor crepuscular que activa automáticamente los faros cuando se reduce la luz natural exterior y el sistema de llave electrónica Keyless que permite la apertura de puertas automático.

La aplicación myChevrolet permite una mayor interacción entre el usuario y el vehículo. Desde el celular, se podrá encender y apagar el motor, climatizar el interior del vehículo antes de ingresar al mismo y apagar y encender las luces para mejor localización en grandes estacionamientos. A través de la aplicación también es posible consultar información de la computadora de a bordo y acceder a diferentes funcionalidades, como la que proporciona informes por viaje, por día, semana o mes con respecto a la forma de conducir para aquellos que desean mejorar su conducción y manejar de forma más eficiente.

El cargador inalámbrico para smartphones y dos salidas USB traseras completan el paquete de conectividad de la nueva Tracker.

Aspecto desfavorable.

Esta generación perdió la opción con tracción integral y los frenos a disco traseros (ahora a tambor).

Los puntos de seguridad destacados en el punto 3.4 se ofrecen en la versión Premier más equipada.

Sigue con el auxilio es de uso temporal.

Chevrolet Tracker 1.3 Turbo MT: $1.361.900.-

Chevrolet Tracker 1.3 Turbo AT: $1.503.900.-

Chevrolet Tracker 1.3 Turbo LTZ AT: $1.643.900.-

Chevrolet Tracker 1.3 Turbo Premier AT: $1.819.900.-

Garantía.

Es de 3 años o 100.000 kilómetros.

 

   Patricia A. Perrotta.

Notas relacionadas
Arriba Descargá nuestra APP y recibí las noticias directamente en tu smartphone!