Publicite aquí
Info Taller

¿Cómo evitar deterioros del auto cuando no se utiliza?

Consejos para evitar algunos inconvenientes cuando nuestros vehículos están sin moverse por tiempo prolongado.

Con la declaración del estado de confinamiento en casa para evitar la propagación del COVID-19, son muchos los vehículos que permanecen estacionados en el garage o a cielo descubierto, y por ello, queremos ofrecerte una serie de consejos para evitar averías y futuros problemas.

Así, nuestro auto podrá superar la cuarentena sin consecuencias.

Cuidado exterior: es recomendable cubrir el vehículo con una lona para que quede protegido contra los elementos como: la lluvia, el sol, la nieve y las  manchas de cualquier tipo (incluso de los árboles). Una buena idea, puede ser darle una capa de cera a su vehículo para que la pintura se conserve mejor. 

Cuidado mecánico: para que el motor y los demás elementos mecánicos no pierdan su dinámica es conveniente arrancarlo cada tres días. Los componentes de un motor parado durante más tiempo pueden hacer que al volver a encenderse ofrezcan cierta “dureza” al reaccionar. Los líquidos de freno y el aceite corren el riesgo de apelmazarse, haciendo más difícil su tránsito por los tiempos del motor. Se sabe que incluso la gasolina puede llegar a pudrirse si no se mueve en mucho tiempo dentro de los circuitos del auto. También se recomienda, en la medida de lo posible, dar alguna vuelta o moverlo dentro del mismo garage. Además de arrancar el motor, hacer mover la estructura del vehículo es algo que le vendrá muy bien a los demás elementos del coche que se encargan de la parte motriz como ejes, ruedas, etc. Por otro lado; de este modo el peso del auto no recaerá siempre en el mismo punto de apoyo.

La batería: ella es la primer afectada cuando un vehículo no se pone en marcha, para ello, también es útil el consejo anterior. De otro modo; lo mejor es desconectarla para evitar su agotamiento.

Mantenimiento interno: al ponerlo en marcha, ponga en funcionamiento el aire acondicionado para evitar taponamientos en los conductos, subir y bajar las ventanillas, revisar los controles eléctricos del auto como retrovisores móviles y pestillos, etc. Se trata de suministrar movimiento por todos los sistemas para que éstos no se estropeen por el desuso. Y ya que está dentro del habitáculo, abra las ventanas e incluso las puertas durante un rato para ventilarlo.

Cuidado de las cubiertas y llantas: se aconseja que los neumáticos pueden inflarse más de lo normal si el auto va a estar parado mucho tiempo. Esto se hace para que ante una presión normal y una inactividad prolongada el neumático no se vaya vaciando dejando la rueda en el suelo, lo que puede provocar daños, incluso en las llantas además deformaciones en toda las ruedas.  

Recuerde que al ponerlo en marcha, debe hacerlo en lugares ventilados para evitar la acumulación de los gases tóxicos eliminados por el motor.

                   Patricia A. Perrotta.

Notas relacionadas
Arriba Descargá nuestra APP y recibí las noticias directamente en tu smartphone!