Publicite aquí
Info Taller

Cómo comprobar el perfecto estado del aceite lubricante

El aceite lubricante es un elemento clave para el mantenimiento de un motor del auto. Comprueba si el tuyo se encuentra en el nivel idóneo.

El aceite es uno de los elementos más importantes en nuestro vehículo. Al funcionar como lubricante, reduce la fricción entre las diferentes partes del motor evitando su deterioro y desgaste.

Además, un motor bien lubricado es más eficiente –consume menos combustible- y aumenta la potencia. En resumidas cuentas, alarga la vida del motor y nos ahorra importantes averías.

Por todo ello, es una de las primeras cosas que se nos enseña al sacarnos el carnet o, incluso lo hemos visto hacer en nuestra familia, pero cuando se trata de nosotros… ¡no sabemos ni cómo empezar! Como en el caso de la revisión del desgaste de neumáticos, en el aceite hemos de realizar un seguimiento similar cada cierto tiempo.

Hemos de acostumbrarnos a comprobar el nivel del aceite de manera periódica, no limitarnos solo a cuando nos lo marque el kilometraje. Se trata de una operación bastante sencilla y que, si no sabemos hacer o no tenemos tiempo, podemos delegar en nuestro taller de confianza.

CÓMO IDENTIFICAR SI EL NIVEL DE ACEITE ES CORRECTO

 

Antes de nada se recomienda consultar el manual de instrucciones del vehículo. Parece muy evidente, pero no serías la primera persona que usa el lubricante que teníamos en el trastero y que creíamos que valía para nosotros y… ¡error! Cada fabricante o modelo de motor requiere de su aceite específico.

Iniciamos la operación siempre con el motor parado y frío, ya que cuando el motor está caliente el nivel de aceite se sitúa más alto. Lo recomendable es llevarlo a cabo en una superficie plana y nivelada.

Sigue estos sencillos pasos para revisarlo:

  • Abre el capó del coche y asegúralo con la varilla de sujeción correctamente.
  • Retirar la varilla del aceite y límpiala bien.
  • Una vez limpia, introdúcela de nuevo de manera completa en el depósito.
  • Retira otra vez la varilla y comprueba el nivel de aceite del motor.

Si el nivel de lubricante es inferior al mínimo, deberemos añadir aceite hasta que la cantidad sea suficiente. En este caso volveremos a hacer una segunda comprobación tras ajustar el nivel.

Cuando realices estas comprobaciones no te asustes si el aceite de tu coche tiene un color negruzco. Al contrario de lo que se cree popularmente, cuando esto sucede el aceite está en su mejor momento. Esa tonalidad es señal de está limpiando el motor y lo está liberando de toda la suciedad que produce la combustión.

 

MITOS Y CONSEJOS A LA HORA DE CAMBIAR EL ACEITE DEL COCHE

 

Diferencia siempre entre lubricante para motos y coches, pues no cumplen las mismas características. Cada uno lleva distintos aditivos que los hacen específicos y el uso indebido de ellos puede dar lugar a fallos o averías en el motor.

Lo barato sale caro. No uses cualquier lubricante, incluso aunque el coche sea viejo o tenga un uso muy residual. Lo ideal es seguir siempre las indicaciones del fabricante y utilizar aceite de calidad.

No mezcles lubricantes sintéticos con lubricantes minerales. Ello podría producir pérdida de funcionalidad, viscosidad y aditivos, obteniendo como resultado una lubricación deficiente.

Si observas algún ruido o comportamiento extraño de tu motor, pide cita en tu taller SPG más cercano y te ofreceremos un presupuesto a tu medida.

Notas relacionadas
Arriba