Publicite aquí
Test

Audi A3 1.8 Sedán quattro

La variante tricuerpo del exitoso modelo presenta ahora una nueva versión con un motor de mayor cilindrada, que eroga 180 CV.

Con la llegada de la nueva motorización hay A3 Sedán para todos los gustos: 122 o 180 CV y tracción delantera o integral, como alternativa en el último caso. También hay para elegir entre las siluetas de tres y cinco puertas o Sportback. El A3 Sedán nació, a nivel mundial, en junio de 2013 para completar la gama junto con el de tres puertas, Sportback y Cabriolet, vehículos a los cuales el Sedán, con 4,46 metros de largo, supera en longitud y en espacio del baúl. Y para quienes quieran compararlo con su hermano mayor A4, es bueno decir que el A3 es 24,5 centímetros más corto y que su baúl, con 425 litros de capacidad, es 55 litros más pequeño.

El habitáculo ofrece un espacio razonable para cuatro de sus cinco posibles ocupantes. Algo angosto a lo ancho y con una marcada caída del techo, el sector trasero es apropiado para dos adultos de tamaño medio (1,75 metros, aproximadamente), a pesar del lógico espacio para las piernas. En tanto, el sector del medio sirve para un niño pequeño o un mayor dispuesto a viajar muy apretado por algunos pocos kilómetros. En este sentido, el Sedán es igual al Sportback, ya que comparten la distancia entre ejes (2.637 mm), algo mayor que la del A3 de tres puertas (2.601 mm). Los de atrás también cuentan con dos salidas de aire en el medio. Los de adelante gozan de mayor espacio a lo largo, aunque estarán algo condicionados por la escasa distancia entre los paneles de las puertas. No obstante, la posición de manejo es cómoda, con muchas posibilidades de ajuste, en todos los casos manuales, y, gracias a las butacas de esta edición, con buenas sujeciones. La calidad general es muy buena, sobre todo, en el interior donde, además de buenas terminaciones, pareciera que ninguna pieza va a “flaquear” con el paso de los años.

Acaballado

Gracias a la ahora también mayor cilindrada, de los suficientes y eficaces 122 CV pasó a los notables 180 CV (ni hablar de los 300 CV del S3, que fue mostrado en el Salón de Buenos Aires y que será vendido en la Argentina a partir de octubre). Este moderno motor que ya utilizan varios modelos del grupo se basa en la cada vez más usada, en los motores Diesel y nafteros, tecnología con turbo e inyección directa. Una de sus grandes ventajas es la entrega de un alto torque (25,5 kgm) a partir de muy bajas vueltas (1.250 rpm), que se mantiene largamente hasta las elevadas 5.000 rpm. En la práctica, esto se traduce en una notable agilidad, a la que suma una excelente reacción y elasticidad dentro de un amplio rango. Así conseguimos acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 7,4 segundos y pasar de 80 a 120 km/h en solo 5,3 segundos, ambos valores en el modo Sport de la caja automática S tronic de seis marchas. La velocidad máxima también es para resaltar: 225,2 km/h. Como dijimos, este 1.8 está asociado con una caja automática de doble embrague de 6 marchas, que, salvo un pequeño retraso en la partida detenida, muestra un eficaz funcionamiento en todos los rangos y, además, ofrece el comando a través de levas en el volante. La sexta velocidad le permite viajar a 130 km/h con el motor a un régimen de 2.750 vueltas. Eso también contribuye al buen rendimiento promedio, sobre todo, teniendo en consideración sus 180 CV: es de 12,6 km/l y se compone con 10,5 km/l en el uso urbano, 15,8 km/l a 90 km/h y 11,6 km/l a 120 km/h. Cabe destacar el beneficio que aporta el sistema de arranque y parada del motor, Start&Stop, al que muchos todavía no se acostumbran y la practicidad del sistema Hold que, luego de pulsar una tecla, permite que, cada vez que se frena, el vehículo quede detenido sin tener que mover la selectora a Neutro o a Parking.

Tracción total

Este A3 Sedán muestra un excelente equilibrio de las suspensiones para asimilar la mayoría de las imperfecciones de la ciudad y para desenvolverse con firmeza en la ruta. La tracción en las cuatro ruedas permite encarar las curvas con absoluta confianza, sabiendo de antemano que el auto no mostrará tendencia a la sub o sobrevirancia y que, en última instancia, actuará el control de estab

Notas relacionadas
Arriba Descargá nuestra APP y recibí las noticias directamente en tu smartphone!