Publicite aquí
Test

Test Drive Nuevo Chevrolet Onix 1.0 Turbo

Probamos el nuevo Chevrolet Onix, la segunda generación de este modelo que marca un antes y un después en el segmento "B"

Será el líder del mercado en conectividad, seguridad y tecnología, sin dejar de ser el más competitivo del mercado”. Así definían en Porto Alegre, Brasil, durante su lanzamiento oficial, a la nueva generación del Ónix. La frase puede parecer soberbia y hasta para algunos, exagerada, pero en realidad hace referencia a un vehículo absolutamente nuevo que llegó a reemplazar a los viejos Onix y Prisma (ahora Onix Plus) con una mejora prácticamente en todos sus aspectos.

La revolución de este producto responde a consolidar su liderazgo en ventas en Sudamérica. Por eso han decido desarrollar un auto superador a sus generaciones anteriores como una agresiva ofensiva ante la competencia. En primer lugar, el modelo estrena una plataforma que fue desarrollada en conjunto entre General Motors y el fabricante SAIC, un gigante chino con sede en Shangai que produce 4 millones de autos por año.

El renovado modelo también presenta una nueva familia de motores de 3 cilindros con uno atmosférico y otro turbo, una gran novedad para el segmento. Además, con dos posibilidades de transmisión: manual y automática. Se comercializa en Argentina en dos siluetas, hatchback (Onix) y sedán (Onix Plus), cada una con seis versiones de equipamiento, desde la entrada de gama 1.2 hasta el tope, Premier 2.

En términos estéticos, también se exhibe una renovación que busca mostrar mayor personalidad y asemejarse a los códigos estilísticos globales de la marca. Aunque esto no es todo porque el Onix marca hitos en diferentes aristas. La seguridad pasó a ser una prioridad del modelo mientras que en sus versiones anteriores siempre exhibía faltantes. Ahora sorprende su equipamiento de serie en protección activa y pasiva e incluso su comportamiento estructural que se destacó en ensayos internacionales.

En tecnología, confort y conectividad también se convertirá en referente. Sólo un dato: es el primer auto de su segmento con red wi fi propia. Esto es solo un anticipo, nos subimos a un nuevo Onix con el flamante motor naftero 1.0 turbo y el equipamiento tope de gama. Lo probamos en las calles de Buenos Aires, pero también salimos a la autopista y lo manejamos en ruta.

 

Diseño Exterior nuevo Chevrolet Onix:

El cambio de look fue rotundo y le sienta muy bien. Ahora nos encontramos con un auto mucho más moderno, con líneas refinadas y un aire deportivo. Dejó atrás el formato más cuadrado de la generación anterior, con trazos delicados y ángulos interesantes. El cambio de plataforma hizo que crezca en todas sus dimensiones y transmita un mayor porte. Su largo se incrementó en 41 mm, el ancho en 72 mm y la distancia entre ejes en 194 mm.

En la zona frontal se destaca la gran boca que ahora conforma su parrilla, que se inicia en el fin del capot y termina en el paragolpes. El logo del moño dorado se apoya sobre una barra cromada que se ubica en la parte superior. Las luces diurnas están alojadas en una zona de plástico negro con un formato de boomerang. Buena decisión de salir de los formatos tradicionales, rectos o circulares.

La versión Premier que nosotros evaluamos para esta nota tiene como detalles exclusivos las ópticas con proyectores, las luces diurnas LED y las llantas de 16” con un particular diseño, diferente al resto de la gama. Para nosotros representan las figuras de cinco Y de grandes dimensiones.

En los laterales nos gusta mucho la nervadura que surca las zonas bajas de las puertas formando como una gran canaleta. A su vez, los bordes cromados de la zona acristalada le otorgan un gran toque de distinción. Las manijas de las puertas son de color carrocería, pero los parantes que dividen las plazas y las carcasas de los espejos laterales son en color negro mate.

En la parte trasera copió un poco la fórmula exitosa del Cruze hatchback, con un portón clásico y robusto. Las ópticas son más cuadradas que estilizadas, la luneta tiene un apropiado spoiler deportivo y en la parte inferior, un gran difusor negro invade el paragolpes.

Diseño Interior Nuevo Chevrolet Onix:

El habitáculo del nuevo Onix también muestra un profundo cambio hacia un estilo moderno y fuera de lo convencional. No hay trazos simples ni rasgos tradicionales. Las líneas convergen hacia la pantalla multimedia semiflotante y están fluyendo como para transmitir dinamismo.

El volante tienen un diseño más atractivo que el modelo anterior, es del tipo multifunción, tienen la base plana y se encuentra forrado en cuero con un buen grosor y la buena noticia que ahora tienen regulación en altura y profundidad con buenos ángulos, que se ajusta mediante una pequeña palanca a la izquierda del volante que se nota un tanto débil.

Hay un buen mix entre diferentes texturas, inserciones y colores (marrones, grises, negros y cromados). A su vez, nos parece muy apropiada la combinación de dos tonalidades tanto en la plancha de abordo como en los asientos. Si bien hay presencia de plásticos, son de buena calidad, agradables a la vista y también al tacto. Además, las terminaciones están bien logradas. Esto se percibe como una mejora sustancial respecto a la generación anterior.

Las butacas son del tipo pétalo enterizas forradas en cuero, un estilo que tal vez acompaña más a la versión hatch que al sedán. Tienen una muy buena contención lateral, la del conductor con regulación de altura, con espumas de distintas densidades brindando una muy buena comodidad pero con un largo de cojín un poco corto. La posición de manejo es correcta, no derrocha confort, aunque pudimos encontrar la posición que mejor se ajusta a nuestras necesidades.  Con respecto a la habitabilidad, como decíamos al principio, creció la distancia entre ejes, con lo cual las condiciones de vida abordo mejoraron. Para un conductor y pasajero trasero de 1,75 m.

En el caso de las plazas delanteras con la altura del asiento en la posición más baja dispone de una distancia  de la cabeza al techo de 14 cm, mientras en la posición más alta dispone de 8 cm. En las plazas traseras la distancia de las rodillas al respaldo delantero es de 10 cm mientras de la cabeza al techo el espacio resulta de 6 cm. Sin embargo, la plaza central se encuentra algo limitada, nosotros aconsejamos para un niño o un mayor de contextura baja y delgada.

Desde el volante encontramos los comandos ubicados de manera accesible, sin tener la necesidad de distraernos ni estirar exageradamente nuestros brazos. Por otra parte, la visibilidad no tiene demasiada complejidad y, además, al contar con el alerta de punto ciego, los sensores de estacionamiento y la cámara de visión trasera se facilitan las maniobras.

La capacidad del baúl ofrece (275 litros) perdió 14 litros en relación al anterior Onix. Si lo comparamos con alguno de sus rivales: Toyota Etios hatchback (270 litros), Ford Ka (257 lts), Volkswagen Gol (285 litros), Fiat Argo (300 litros), Toyota Yaris (310), Volkswagen Polo (300 litros), solo está apenas por encima del Ka y el Etios.. Debajo del piso del baúl nos encontramos con una rueda de auxilio temporal en medida 115/70-16. Entendemos que la decisión puede responder a una búsqueda de mayor espacio de carga, pero la solución no resulta conveniente para la realidad de las rutas argentinas y la frecuencia con que podemos encontrarnos con gomerías en la ruta.

 

Instrumental Nuevo Chevrolet Onix:

El tablero de instrumentos fue un aspecto que llegó a ser criticado en las generaciones anteriores del Onix. Se trataba de un moderno formato que combinaba analógico y digital. En esta oportunidad, los diseñadores apelaron al estilo clásico, el que genera mayor aceptación.

Está conformado por dos cuadrantes circulares (podrían ser de mayores dimensiones) con agujas naranja para el velocímetro y el cuentarrevoluciones, y número grandes para facilitar la lectura. A su vez, en el centro se ubica un display con información como la temperatura del líquido refrigerante, el nivel de combustible, kilometraje, consumos, autonomía, entre otros. Medimos el error de velocímetro; según nuestras pruebas de precisión, a 100 km/h del instrumento, eran 96 km/h reales; a 120 km/h en realidad eran 116 km/h y a 130 km/h, la velocidad real era de 126 km/h; arrojando un promedio de error del 3,4 %

Equipamiento Nuevo Chevrolet Onix:

No hay duda que el equipamiento es uno de los puntos fuertes del nuevo Onix y dentro de este apartado la conectividad cumple un rol fundamental, tal es así que es el primer exponente de su categoría en ofrecer Wi-Fi propio. De esta manera, el usuario no precisa gastar el paquete de datos de su smartphone para acceder a Internet. Desde Chevrolet señalan que esta red tiene una señal hasta 12 veces más establece que las tradicionales. Además, permite conectar hasta 7 dispositivos de manera simultánea para que todos los ocupantes puedan disfrutar del viaje con información y entretenimiento. Con el celular conectado al WIFI del auto nos alejamos hasta unos diez metros aproximadamente sin perder la señal.

El modelo identifica la presencia de la llave electrónica y permite abrir las puertas de forma automática. A su vez, el motor se enciende a través de un botón. Otra comodidad consiste en utilizar la aplicación MyChevrolet que permite hasta encender la climatización desde celular, antes de subir.

Otra gran novedad es la evolución del sistema multimedia Mylink, con pantalla LCD de 7” de muy buena definición, que permite la conexión de dos teléfonos vía Bluetooth. Allí se opera el equipo de audio que reproducen el sonido a través de 6 parlantes y cuenta con función streaming. Además, incluye conectividad a través de Android Auto y Apple Car Play y cámara de visión trasera. Tiene una respuesta rápida y la interfaz es fácil de usar, además la pantalla se encuentra en el centro y elevada como si estuviera en estado flotante.

La nueva generación de OnStar también aparece en el tope de gama del Onix. Un servicio de asistencia las 24 horas, los 365 días del año. Entre sus múltiples funciones, destacamos cómo actúa en caso de choque avisando a las autoridades de rescate con la ubicación exacta de siniestro.

El sistema automático de estacionamiento Easy Park es propio de categorías superiores; solo hay que apretar un botón para activar el sistema automático que utiliza los sensores de estacionamiento delanteros y trasero, y la cámara de visión posterior.

Al ser un auto muy tecnológico y amigable con los dispositivos móviles y WIFI, está equipado con cargador inalámbrico, puerto USB para los que viajen adelantes y dos puertos USB para los que lo hacen atrás. Destacamos también la inclusión de un sensor crepuscular que enciende las luces cuando la luminosidad exterior así lo requiere, el sistema Follow me Home, que mantiene los faros encendidos durante un tiempo luego de cerrar las puertas,  el control de velocidad crucero, el aire acondicionado con control electrónico de temperatura y sistema de recirculación de aire.

 

Está equipado con cuatro alzacristales con one touch, controles de audio y teléfono al volante, dirección eléctrica progresiva y control del límite de velocidad.¿Qué podemos reprocharle al equipamiento de este modelo? La rueda de auxilio no respeta las mismas medidas que las cuatro rodantes. Por otra parte, los asientos de conductor y acompañante no disponen de regulaciones eléctricas.

Seguridad Nuevo Chevrolet Onix:

Otro de los cambios más rotundos de la nueva generación del Onix está en la seguridad que ofrece. Tal es así que el mismo día que lo conocíamos en avant premiere en Porto Alegre, el Latin NCAP anunciaba que obtuvo cinco estrellas en protección tanto para ocupantes adultos como para niños. Según el organismo encargado de evaluar la seguridad que ofrecen los vehículos OKM de la región, la estructura del Onix se mostró estable ante los diferentes impactos de alta velocidad y destacó la protección ofrecida en la cabeza, cuello y pecho de conductor y acompañante.

El hatchback, además, incorpora cinco cinturones inerciales de tres puntos y el del conductor se regula en altura. Por su parte, todas las plazas cuentan con sus respectivos apoyacabezas e incluye anclajes Isofix para sillas de seguridad infantiles. El modelo fue, además, reconocido con la distinción Advanced Award por la protección a peatones que ofrece en caso de atropello minimizando las lesiones que se pueden llegar a producir.

El equipamiento de serie que presenta lo ubica en un lugar de referencia dentro de su segmento ya que cuenta con seis airbags (frontales, laterales delanteros y de cortina), Control de Estabilidad, indicador de presión en los neumáticos, faros antiniebla traseros y ABS con Distribuidor Electrónico de Frenado.

Las versiones Premier suman el sistema de alerta de punta ciego en ambos espejos laterales, estando ubicada en una posición muy acertada  ya que no se confunde con la parte espejada y se puede ver claramente el aviso cuando otro vehiculo se acerca. Además incluye asistente de arranque en pendientes, faros delanteros tipo proyector y luces diurnas de tecnología LED.

Motor, transmisión y comportamiento Nuevo Chevrolet Onix:

Chevrolet está acostumbrado a derribar prejuicios y a soportar juicios de valor. Ya le pasó cuando introdujo la motorización 1.4 turbo con el Cruze. Con el tiempo, los elogios taparon las críticas anticipadas. En esta oportunidad vuelve a desafiar a la industria presentando el primer turbo del segmento con este Onix 2020. Es un motor 1.0 que eroga 116 CV de potencia y 160 Nm que están disponibles a partir de las 2.000 rpm, manteniéndose la curva plana hasta las 4.500 rpm notándose la capacidad de empuje. Este impulsor es 15 kg más liviano que el anterior 1.4 que equipaba al anterior Onix. Está asociado a una caja automática de seis velocidades con convertidor de par.

Si bien es un motor de tres cilindros es suave y de baja rumorosidad. Suponíamos que iba a  tener mayores vibraciones pero nos sorprendió por no tener  esas oscilaciones que sobre todo se perciben cuando el auto se encuentra detenido en un semáforo.

Las sensaciones al volante fueron más que satisfactorias porque sentimos que la motorización nunca deja de empujar. Tiene salidas ágiles, enérgicas por arriba de las 2.000 rpm, mientras partiendo de cero tienen un pequeño delay; por otra parte reacciona bien en las recuperaciones. La agilidad en ciudad es una de sus mayores virtudes, pero también la capacidad de aceleración constante en ruta. Cuando lo probamos con nuestro instrumental acelerar de cero a 100 km/h demandó 9,35 segundos; mientras en los ensayos de adelantamiento o reprise entre los 80 y 120 km/h fue de 7,92 segundos.

Un punto para destacar es también el torque que es mucho más de lo que entregan vehículos con mayor cilindrada. Conclusión: motor chico no significa menor rendimiento. En el apartado consumo los resultados fueron muy buenos en el tránsito por rutas y autopistas; circulando a 100 km/h cuando el marcador de rpm indicaba 2.200 vuelta fue de 5 l/100 km y a 130 km/h a 2.850 rpm fue de 7,4 l/100 km. En el ámbito urbano la demanda de combustible se disparó a 9,3 l/100 km con la consecuente reducción en la autonomía a 473 kilómetros con los 44 litros que tiene el tanque de combustible y que se vió reducido en 10 litros respecto a la generación anterior.

La transmisión recibió modificaciones de modo de bajar su peso; en general nos pareció apropiado el pasaje de marchas, no exhibió patinamientos ni retrasos. Como desfavorable, no presenta una secuencial convencional. Hay que posicionar la palanca en L y utilizar las teclas ubicadas en el pomo de la palanca. Tal vez en esta versión no le vendría mal unas levitas detrás del volante.

Una particularidad interesante de este propulsor es que tiene una distribución por correa dentada inmersa en aceite logrando una menor fricción que reduce considerablemente el nivel de ruidos y según los ingenieros de Chevrolet aumenta el intervalo de mantenimientos a 240.000 kilómetros. Algo que reduce considerablemente los costos.

Los cambios que presenta el nuevo Onix a nivel estético y de equipamiento ya te los contamos, pero también hay otros muy importantes que no se pueden ver y se perciben en el manejo, cuando tomás el volante de este renovado vehículo. La primera sensación es que estás manejando un auto mucho más suave que el anterior. Esto se debe a que modificaron el reglaje del chasis, la dirección y las suspensiones, ahora más equilibradas y orientadas hacia el confort. La dirección eléctrica es bien directa, un pequeño giro de volante hace que nuevo Onix responda en forma inmediata. Es un placer en espacios reducidos y también a velocidades superiores.

La suspensión delantera es independiente tipo McPherson con barra estabilizadora ligada al amortiguador. Por su parte, atras trae un conjunto semi independiente con eje de torsión, barra estabilizadora, un resorte elástico de espiral y amortiguador. ¿Cómo se siente? Sobre todo, cuando pasamos por esas calles que parecen escenarios de guerra, llenas de baches e imperfecciones, porque absorbe todo eso para que no se traslade al habitáculo. Por otro lado el mayor ancho y la menor altura permitieron bajar  el centro de gravedad que junto a la mayor rigidez del eje trasero posibilitaron mejorar el comportamiento en curvas teniendo una muy buena estabilidad.

El Onix era mucho más duro en el tránsito urbano, pero eso ya es parte del pasado, ahora un pulgar para arriba para la configuración de la suspensión dejándonos una muy buena impresión con un equilibrio entre estabilidad y comodidad.

Hay que destacar la inclusión del Control de Estabilidad y la Asistencia al Arranque en Pendiente que mejoran el comportamiento dinámico y ayudan en forma directa a la seguridad de conducción porque puede resolver situaciones de riesgo.

Los frenos son a disco delanteros y a tambor traseros, complementados por el sistema ABS con la Distribución Electrónica de Frenado. Desde Chevrolet destacan que se incrementó el diámetro de los discos de frenos, lo que incrementó la sensación de control del vehículo, especialmente cuando se produce una maniobra de riesgo o emergencia. En nuestras pruebas se detuvo en buenas distancias, teniendo en cuenta sus características y dimensiones; siendo necesarios 39,7 metros para detenerlo a cero cuando circulamos a 100 Km/h.

Precios y garantía Nuevo Chevrolet Onix:

La nueva gama del Chevrolet Onix está conformada por seis versiones y éstos son los precios vigentes a enero de 2020: Onix 1.2 ($841.900), Onix LT ($953.900), Onix LT Tech ($984.900), Onix LT Tech On Star ($994.000), Onix Premier 1 ($1.083.900), Onix Premier 2 ($1.163.900). La garantía para este producto es de 36 meses o 100.000 kilómetros.

En relación a los mantenimientos programados por Chevrolet, tomamos los valores de la versión 1.4 2019, que aparecen en la página oficial de Chevrolet Argentina: 10.000 kilómetros ($8.250), 20.000 kilómetros ($7.430), 30.000 kilómetros ($11.280), 40.000 kilómetros ($7.430), 50.000 kilómetros ($18.250), 60.000 kilómetros ($13.760), 70.000 kilómetros ($8.250), 80.000 kilómetros ($7.430), 90.000 kilómetros ($11.280), 10.000 kilómetros ($17.2120)

A continuación detallamos el cuadro con prestaciones y consumos:

Valores obtenidos con nuestro equipo de medición de performance

Aceleración

0 a 100 km/h 9,35 seg 154,83 m
0 a 100 m 7,21 seg 85,26 km/h
0 a 200 m 10,90 seg 107,92 km/h
0 a 300 m 14,01 seg 123,94 km/h
0 a 400 m 16,78 seg 134,60 km/h
0 a 1000 m 31,22 seg 157,61 km/h

Consumo

Velocidad Régimen motor Consumo Autonomía
a 100 km/h 2.200 5 l/100km 880 km
a 120 km/h 2.600 6,2 l/100km 709 km
a 130 km/h 2.850 7,4 l/100km 593 km
Urbano   9,3 l/100km 473 km

 

Recuperación de 80 km/h a 120 km/h
En D 7,92 segundos

Conclusiones:

POSITIVAS:

  • Diseño exterior
  • Equipamiento de Seguridad: 6 Airbags y ESP de serie
  • Confort de marcha
  • Dirección eléctrica
  • Consumo en ruta

NEGATIVA:

  • Auxilio temporal
  • Espacio plaza trasera central
  • Falta reloj temperatura de agua
  • Consumo urbano
  • Capacidad del tanque de combustible

Características Nuevo Chevrolet Onix 1.0 Turbo

Motor nafta 4 cilindros
Cilindrada en cm3 999
Potencia CV/rpm 116/5.500
Par máximo Nm/rpm 160/2.000-4.500
Velocidad máxima km/h 183 a 5.600 rpm
Peso en kg 1.119
Capacidad tanque de combustible en litros 44
Capacidad de baúl dm3 275
Neumáticos 195/55 R16
Consumo a 100 km/h 5 l/100 km
Consumo a 130 km/h 7,4 l/100 km
Consumo urbano 9,3 l/100 km
Precio en pesos 1.163.900

 

Patricia A. Perrotta.

Notas relacionadas
Arriba Descargá nuestra APP y recibí las noticias directamente en tu smartphone!